Mecanismo de desarrollo limpio,el

Mecanismo de desarrollo limpio,el.

Editorial:
CIVITAS
Año de edición:
Materia
Derecho constitucional y administrativo
ISBN:
978-84-9903-757-8
Páginas:
474
Colección:
MONOGRAFIAS
35,00 €
incluido
Pedido a proveedor

En la lucha actual contra el cambio climático, el Protocolo de Kyoto constituye uno de los más importantes acuerdos a nivel internacional en el que se ha adoptado novedosas técnicas jurídico-económicas, que se ven reflejadas en los mecanismos flexibles: el comercio de emisiones, el Mecanismo de Desarrollo Limpio, y la Aplicación Conjunta; que no son más que instrumentos de mercado encaminados a reducir emisiones de gases de efecto invernadero a bajo coste, y además en el caso específico del Mecanismo de Desarrollo Limpio fomentar la transferencia de tecnología y el desarrollo sostenible en países en desarrollo o en economías en transición.
El Mecanismo de Desarrollo Limpio tiene por lo tanto un amplio alcance económico, político y territorial, al involucrar en su estructura a Países desarrollados y en vías de desarrollo, dentro de un mecanismo financiero en donde se regulan inversiones públicas y privadas que se desenvuelven en el mercado de emisiones, los derechos de emisión, los créditos de carbono, los otros mecanismos flexibles y el mercado comunitario, lo que conlleva a una compleja interacción de una multiplicidad de ordenamientos jurídicos en diversos niveles (internacional, comunitario e interno) bajo un soporte ambiental y económico; haciendo por lo tanto difícil y en ocasiones confusa la naturaleza jurídica de los Mecanismos de Desarrollo Limpio, así como de los Certificados de Reducción de Emisiones otorgados bajo su esquema. Constituyendo, además la sostenibilidad de los proyectos, un aspecto muy controvertido en la eficacia ambiental de este mecanismo, al sobreponerse el crecimiento económico a la calidad ambiental y el beneficio social.
De ahí el interés de un estudio exhaustivo y análisis crítico del entorno técnico-jurídico, del diseño y procedimiento normativo, así como de la organización y aplicación de este mecanismo, resaltando sus aspectos positivos y negativos, así como las reformas viables para su mejora, tales como la potencialidad de su sectorización, la evaluación global de sus efectos, un mejor reparto geográfico de los proyectos, etcétera, todo ello en busca de la equidad en los intereses y beneficios del Mecanismo de Desarrollo Limpio, por lo que no es una opción prescindir de tan novedoso instrumento en posteriores acuerdos internacionales, ya que es un mecanismo que mucho puede ofrecer a futuro, donde los proyectos llevados a cabo bajo su esquema pueden incidir de manera veraz en el desarrollo sostenible del país receptor; además de que hay un importante índice de inversiones transnacionales en movimiento.